Trampas

Un día los dioses ya no quisieron ser más dioses y los adultos lloraron, fascistas. Las niñas tomaron armas y antorchas y cosas viejísimas que ya nadie recordaba y quemaron sus propias casas y dijeron por última vez todas las palabras aprendidas y ya nunca más hubo palabras de nuevo. Dentro alguien llamó: ¡perro! Y el perro aulló desde el estómago de un lobo. Perro, ¿qué muerte es esta, si aún me hablás? Qué cómplice oportuno es el lenguaje cuando nombra amablemente y qué brillante es el corte punzante del papel idiota y qué maravilloso el brillo refractario de la ceniza que aún tiene la forma de la cosa incinerada. Dentro alguien llamó: ¡perro! Y nada.

El lenguaje es el único animal que sobrevive en la carne

Es de noche y yo no sé si este deseo me pertenece:
el instinto industrializado es el único animal que no es criado para morir
Es de noche y yo no sé si la pulsión por lo desconocido
es el punto donde introducir el dedo y romper
o espejismos
Si hay baile y tragedia
si hay vino y un cielo colocado sobre pilares en demolición
si el plástico se ha vuelto salvaje y el pulso, un artefacto inútil e inofensivo
¿Qué haré con esta sed?
Es de noche en serie y yo no sé
si la bestia se gesta de nuevo en el agua
si hay agua
si me oís.
Un arma

Un arma, un suspiro en el alfeizar de un cuerpo
un secreto que data de un momento extático
oblicuamente colocado sobre la continuidad del asfalto.
Ahí viviría si pudiera.
Si pudiera vivir, digo, tan cerca de una pasión intacta.
Mitologías

Que las almas de los muertos en las cenizas de las urnas
—electorales

Que el estado
—de cosas

Que la muerte
—su constante

Que la palabra
—de nuevo jamás

Que la fuerza
—podré, de nuevo jamás

Una cuestión inútil, de fe.

2 COMENTARIOS

  1. Lo primero agradecer la continuidad de la revista, que me permite disfrutar tanto de los valores poéticos, narrativos y escritos que en sus distintas formas nos ayudan a pensar. Gracias también por mantener la calidad en el uso de la palabra, los atractivos del diseño y la actualidad en temáticas recorridas por lo politico o social. Hay articulos muy buenos, poemas afectivos y certeros y hay cuentos elaborados entre la reflexion y las pasiones. La Isla revista territorio necesario.
    Abrazos

    • Muchas gracias por tus comentarios jose. Que bueno que la revista pueda estar atravesando con cada uno de sus lectores y lectoras este momento tan especial y enigmático que estamos atravesando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí